TRADUCTOR

Buscar este blog

Cargando...

15.7.14

JOSÉ PLANES PEÑALVER

Detalle del Monumento
al Apóstol del Árbol
Hoy hace cuarenta años que nos dejó José Planes, uno de los escultores más brillantes que ha dado la Historia del Arte en Murcia

Sus obras públicas salpican la ciudad, muestra incontestable de su genio y de la maestría de sus manos y su cincel. 

Aquel niño, hijo de agricultores, que se forjó merced a una vocación sólida, supo llevar las formas escultóricas al más alto grado de sensibilidad, dejando tras de sí, no solamente obra pública, sino también tallas procesionales y encargos privados.

Entre los años veinte y treinta del pasado siglo, Murcia fue prolífica en homenajes a ilustres y todos salieron de su taller: Codorníu, Frutos Baeza, Sánchez Madrigal, Selgas, Fernández Caballero y Jara Carrillo se vieron fielmente representados por su mano. Y es que, en aquel momento, encargar una escultura a Planes era ir sobre seguro.

Supo traducir en formas los sentimientos más delicados y hacer que la piedra se plegara a las nuevas corrientes que comenzaban a llegar de fuera.

Su trayectoria nos acerca a una persona que, más allá de pretender la gloria distante, se empeñó en hacer de su disciplina una forma de acercar la vida a los que sentían la vocación.

"Mi fórmula para vivir a gusto es trabajar a gusto. No ser envidiado ni envidioso y plantar árboles con mis propias manos."

José Planes Peñalver
JOSÉ PLANES PEÑALVER nace en 1891, junto a la Senda de Granada, en Espinardo, en plena huerta murciana. 

Su formación más básica la recibe en la escuela, cerca de donde sus padres cultivaban la tierra.
Pronto se ve atraído por la escultura, según cuenta él mismo:
“Mi vocación por la escultura la sentí desde muy niño. Quizá cuando contemplaba, maravillado, los belenes de movimiento que mis padres me llevaban a ver a Murcia, sobre todo, uno de la iglesia de la Compañía. Observando la vida, gracia y naturaleza de aquellos pastorcillos, en fin de cuentas los mismos que convivían conmigo en la huerta, empecé a modelar con el barro de los bancales, con barro del Segura, metido siempre entre los huertos de limoneros, y en los trigales, ocultándoseme de las personas mayores y enseñando sólo mis obras a los chiquillos de la escuela.”

Aprende dibujo en el Círculo Católico de Obreros de Murcia, con el pintor José María Sobejano, y modelado en la Sociedad Económica de Amigos del País. Entra en el taller de Anastasio Martínez, donde por primera vez, se aproxima a la piedra y a la madera.
Comparte las clases, en los tres centros, con Clemente Cantos, Joaquín, Victorio Nicolás y Pedro Flores; con éste último se instala en la calle Riquelme de Murcia, en un taller presidido por la actitud seria y circunspecta de don Mariano Baquero; un busto que Planes había realizado a partir de la marscarilla fúnebre del representado.
Pronto se unieron a ellos otros artistas: el pintor Luis Garay, el escultor Antonio Garrigós y los escritores Guerrero, Ballester y Sierra.

Con diecisiete años realiza sus primeras obras, todas ellas con gran personalidad, según cuenta Núñez Ladeveze en su libro José Planes.

Realiza el servicio militar en Valencia, donde se matricula en la Escuela de Bellas Artes San Carlos.

Detalle del busto de Sánchez Madrigal
Cuando regresa a Murcia, el entonces Presidente de la Diputación, Antonio Clemares, cautivado por un retrato que le hace Planes, decide pensionarlo en Madrid; allí comienza su andadura bajo la protección del también murciano Juan de la Cierva Peñafiel.

Tiene su primer estudio en la calle Hermosilla y conoce a Julio Antonio, escultor naturalista y realista.

El premio que obtiene en la Exposición Nacional de 1920 por su obra Desnudo le facilita la adquisición de un solar en el que comienza a construir la que será su vivienda en la capital.
Contrae matrimonio en Murcia con Dolores Sánchez García, con la que tiene tres hijos: Lolita, José Luis y Emilio.

En 1932 es nombrado Hijo Predilecto por la ciudad de Murcia.

En 1933 se funda la Escuela de Artes y Oficios de Murcia, de la que es Director y donde su labor será esencial para el planteamiento de la institución:
Detalle del Monumento a
Jara Carrillo
“Mi deseo es que la Escuela de Artes y Oficios no sea una escuela más, que no sea un centro de enseñanza anquilosada. La han confiado en mis manos y quisiera darle forma, modelarla a mi gusto con una orientación nueva, con un sentido moderno, sano y recio del arte. Quisiera que esta Escuela fuera renovadora y continuadora del arte murciano, que llenara los huecos que faltan en las escuelas superiores. Para lograrlo, al facultarme para nombrar el profesorado, he querido rodearme de aquellos artistas murcianos, amigos míos que comenzaron la lucha conmigo y que siempre mantuvieron una actitud de rebeldía, de espaldas a las cosas oficiales. Creo que ese ambiente renovador y avanzado es lo que hoy necesita el arte. Y añadir que hay en Murcia otros artistas con méritos suficientes para acompañarme en la empresa que no he podido unir a mí por lo limitado del concurso.”
Tras la Guerra Civil vuelve a Madrid. Allí sabemos que asiste a la tertulia del Pombo que presidía Gómez de la Serna.

En 1953 fallece su esposa. 
Siete años después es elegido Académico de Bellas Artes de San Fernando, donde sucede a Clará.
Fallece en Murcia, en 1974.

Detalle del Monumento a
Fernández Caballero

Su TRAYECTORIA ARTÍSTICA está pautada por diferentes momentos reflejo de sus sucesivas etapas estilísticas:

- En la de aprendizaje, con Anastasio Martínez, muestra una tendencia naturalista y realista. Alterna la piedra con la talla religiosa policromada.

En los años veinte del siglo XX recibe las influencias de, entre otros, Rodin, Julio Antonio y José Capuz. En esta etapa se agudiza el realismo.

Entre 1931 y hasta el comienzo de la Guerra Civil su estilo se hace más hermético, influido por el cubismo de Picasso y Gris.

Tras la contienda civil, se entrega a la realización de imaginería religiosa, sobre todo de talla, tan demanda entonces debido a la destrucción habida en los años del enfrentamiento.

A partir de mediados de los años cincuenta vuelve a dedicar su trabajo a la realización de escultura profana. Las formas se estilizan y los cánones se alargan

 La gracia que le imprime a los desnudos femeninos lo lleva a representar a España, junto con Oteiza, en la Bienal de Sao Paulo, Brasil.


ALGUNOS PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS
1910. Premio del Concurso de Noveles organizado por el Círculo de Bellas Artes 
         de Murcia, por su obra pictórica Puesta de sol en la huerta murciana.
1911. Premio de Escultura del Círculo de Bellas Artes de Murcia por el retrato 
         escultórico de su madre.
1915. Premio de Escultura del Círculo de Bellas Artes de Murcia por Murta y por 
         Busto de mujer.
1920. Medalla en la Exposición Nacional por Desnudo.
1922. Medalla en la Exposición Nacional por Ofrenda a Levante.
1932. Premio Nacional de Escultura por Desnudo.
1933. Es nombrado Director de la Escuela de Artes y Oficios de Murcia.
1943. Primera Medalla en la Exposición Nacional.
1947. Es seleccionado para el Salón de los Once.
1948. Medalla de Oro en la Exposición de Artistas Laureados.
1952. Premio Venezuela en la I Bienal Internacional de Sao Paulo, Brasil.
1960. Académico de Bellas Artes de San Fernando.

OBRA PÚBLICA:
1910. Cabeza de don Andrés Baquero.
1916. Lápida a don Andrés Baquero.
1919. Proyecto del Monumento al Cardenal Belluga.
1921. Busto del poeta Frutos Baeza.
1922. Busto del poeta Selgas.
1924-1925. Seis cabezas de cartón policromadas para la Exposición del Traje
         Regional.
1926. Monumento a don Ricardo Codorníu
         Busto del poeta Sánchez Madrigal.
1927. Busto de don Ricardo Codorníu para Sierra Espuña
1928. Proyecto del Monumento a Fernández Caballero.
1933. Monumento Al poeta Jara Carrillo.
1935. Monumento a Fernández Caballero.
1940. Mausoleo a los Caídos por España en el cementerio de Cieza.
         Busto de Francisco Franco, Cieza.
         Busto de José Antonio Primo de Rivera, Cieza.
1945. Retrato del Beato Champagnat para los Hermanos Maristas de Tuy,
         Pontevedra.
1948. Busto de Ibáñez Martín, ministro de Educación, para la Ciudad 
         Universitaria de Madrid.
         Monumento a la bailarina Mari Paz, cementerio Oeste de Madrid.
         Hilandera para la Escuela de Peritos Industriales de Béjar, Salamanca.
1950. Proyecto escultórico para el puente de Praga, Madrid.
1955. Monumento al Corazón de Jesús en Lorca, Murcia.
1957. Monumento a Elena Fortún en el Parque Oeste de Madrid.
         Ángel monumental para la Caja de Ahorros Provincial de Vigo.
1958. Busto de Isabel la Católica, para Puerto Rico.
1959. Estatua de Felipe II en bronce, para El Escorial.
1960. Figuras de las Cuatro Estaciones para el edificio del Banco de Santander.
1963. Grupos escultóricos para el Palacio de la Lotería Nacional de Madrid.


FUENTES:
José Luis Melendreras Gimeno: Escultores Murcianos del Siglo XX. Murcia: José Luis Melendreras Gimeno, 1999, pp. 25-78.

Fotografía de José Planes Peñalver, cedida por José Planes Lastra.
























18.3.14

...DEL MATERIAL DEL QUE ESTÁN HECHOS LOS SUEÑOS

Falla de la Plaza del Pilar, ganadora de este año.



Todos los años, por estas fechas, asistimos de una u otra manera a la celebración de las Fallas de Valencia. Son monumentos efímeros que aparecen en las plazas y calles de la ciudad levantina cuando el invierno ya se está despidiendo y anuncian la llegada de la primavera denunciando esos hechos, no carentes de maldad, que han salpicado las ediciones de noticias durante el año o que, de otra manera, pertenecen de manera innata a la naturaleza humana.





Detalle Falla de la Plaza del Pilar
Situadas a mitad de camino entre la escultura y el cómic, las fallas satirizan, ridiculizan, denuncian o, también a veces, elogian, traducidas en formas escultóricas tendentes a la caricatura y llenas de color en la mayoría de los casos.








Falla Dr. Marañón-Maestro Palau
Nacen para desaparecer, su vida es corta, y aún así los maestros falleros se afanan cada año en darles forma y acabado, perfeccionando cada vez un poco más la factura.
Pero las fallas no son las únicas obras que nacen de la mano del artista con un plazo de vida determinado. 




Escultura de hielo en Harbin. 2012
En algunas ciudades de los países más fríos se convocan festivales de esculturas de hielo, un material que trabajado con cincel, láser, picos de hielo, sierras y motosierras permite crear, incluso, grandes arquitecturas.










Es el caso de la ciudad china de Harbin, donde cada mes de enero la habilidad y la fantasía se dan la mano para hacer aparecer todo un mundo efímero y multicolor. 


Vista general del Festival de Hielo de Harbin, China.



Escultura de hielo en Brujas, Bélgica
Ciudades como Sapporo, en Japón, Quebec, en Canadá o Brujas en Bélgica, organizan también cada año una exhibición escultórica que desaparece cuando la temperatura comienza a anunciar la retirada del invierno.













Escultura de arena en Bogotá, Colombia
Otras localidades celebran festivales de esculturas efímeras, pero utilizando la arena, un material que compactado gracias al uso del agua, permite crear las más variadas formas.












Herodes, en la edición del Belén de Arena
de Gran Canaria, 2010.
Cada Navidad se exhibe en Gran Canaria un Nacimiento hecho de este material, y otras ciudades, como Lübeck, en Alemania, Blankenberge, en Bélgica, o la colombiana Bogotá, ven surgir en sus playas, cada año, un universo que el mar se encargará de hacer desaparecer.











La naturaleza vegetal es capaz de adquirir, igualmente, formas nacidas de la mano humana. En el Jardín Botánico de Montreal se organiza cada año el Mosaiculture, un festival en el que plantas y flores recubren mallas y estructuras metálicas para formar figuras idílicas.
Madre Tierra, obra de Lise Cormier. Mosaiculture 2013. Montreal.



Mañana arderán las fallas a las doce de la noche. El fuego se hará cargo de políticos, pecados capitales y vicios, haciendo retorcer sus armazones hasta quedar reducidos a cenizas.




Y es que todas las mencionadas son esculturas efímeras, hechas, como dice Sam Spade en El halcón maltés, "del material del que están hechos los sueños".



FUENTES:

Fallas de Valencia 2014 [En línea] <http://www.fallas.com/>
"El festival de hielo y nieve de Harbin, en China", en Viajeros Blog [En línea] <http://viajerosblog.com/el-festival-de-hielo-y-nieve-de-harbin-en-china.html>
Festival de Hielo de Harbin, en Wikimedia Commons [En línea] <http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Harbin_Ice_Festival.jpg>
"Mercadillos navideños de Europa", en Espíritu viajero [En línea] <http://espirituviajero.com/mercadillos-navidenos-de-europa/>
Belén de Arena [En línea] <http://www.belendearena.es/web/>
"La arena no sirve solo para hacer castillos. Monumentos como la Torre Eiffel, el Buda, la Gran Muralla China y la Iglesia de las Lajas se exhiben en Bogotá." en Extroversia [En línea] <http://extroversia.universia.net.co/dia-a-dia/2011/noticias/actualidad/en_bogota_las_maravillas_del_mundo_en_arena/actualidad/13424/103/104.html>
"Exposición jardín botánico Montreal" en TARINGA! Inteligencia colectiva [En línea] <http://www.taringa.net/posts/imagenes/16976631/Exposicion-Jardin-Botanico-Montreal.html>

18.1.14

SORPRESAS EN BRATISLAVA

La función de la escultura pública ha ido transformándose con el paso del tiempo. 

Aquellos monumentos dieciochescos que homenajeaban a monarcas y prebostes sobre altos pedestales, fueron dejando paso, en el siglo XIX, a esculturas más cercanas en la realización y en el motivo. 
Literatos, pintores, escultores, científicos o filántropos, iban ocupando su pequeño sitio en el olimpo inmóvil de la escultura pública. 
Las zonas ajardinadas de las ciudades se veían, así, salpicadas de monumentos, de mayor o menor tamaño, de factura más o menos naturalista, de bronce o mármol, pero todas creadas para contarnos que son el reflejo de una realidad que hizo avanzar nuestra historia.

Cuando las vanguardias del siglo XX atravesaron los años y fueron dejando su poso en movimientos posteriores, la escultura pública, como modalidad artística que es, fue asumiendo las nuevas formas y también los nuevos conceptos.
Ya no era requisito que fuese un homenaje ni que reflejara una fisonomía en particular, porque el arte había superado a la función y la escultura pública alcanzaba el grado de objeto artístico realizado para la contemplación, sin que tuviese que mediar un pretexto de deuda histórica.

Llegado el final del siglo XX y principios del XXI, los motivos reflejados en la escultura pública son diversos y la expresión de las formas admite el naturalismo y la abstracción
El pedestal desaparece en muchos casos, lo que invita al paseante a tomar la foto junto a la escultura (Ver entrada ...Y la escultura se bajó del pedestal en este mismo blog).

En muchas ciudades, la escultura pública se ha incorporado a los recursos turísticos, y las guías la marcan con una estrella que te invita a no dejar de visitarla.
Incluso algunas poblaciones, como es el caso de la localidad murciana de Ceutí, la han convertido en el atractivo principal de su visita.

Bratislava, la capital de la República Eslovaca, ha incorporado algunas esculturas curiosas a sus calles, que sirven de refuerzo al atractivo que, ya de por sí, tiene la ciudad.



ČUMIL

Su autor es el pintor Viktor Hulík. Fue instalada en la esquina de las calles
Panská con Sedlárska en 1997. 

Es la escultura de un trabajador asomando de una boca de alcantarilla y se dice que si tocas su cabeza volverás a Bratislava. 
Está constantemente rodeado de turistas.






SCHÖNE NÁCI

Su autor es el escultor Juraj Meliš

Situada en la calle Sedlárska, cerca de la escultura anterior, nos presenta a Ignatius Lamár, un dandy excéntrico que vivió en Bratislava a principios del siglo XX. 

Vestía levita y sombrero de copa y solía agasajar a las damas con flores y canturrear antiguas canciones. 








PAPARAZZI 


Su autor es el escultor Radko Mačuha

Se trata de un fotógrafo que parece estar tomando una instantánea robada del paseante que en ese momento circula por allí. 

Estaba situada en la calle Laurinská, junto al restaurante del mismo nombre del cual era propiedad. El restaurante cerró en mayo del año pasado y la escultura fue retirada.
























SOLDADO NAPOLEÓNICO  


Obra del escultor Juraj Meliš

Es una escultura de bronce que representa a un soldado apoyado en un banco en la plaza Main

Conmemora la presencia de las tropas napoleónicas en Bratislava a principios del siglo XIX, cuando bombardearon la ciudad desde la otra orilla del Danubio. 


El visitante encuentra irresistible fotografiarse con ellas.









Agradecimiento:


Monika Výbochová, de la Junta Directiva de Turismo de Bratislava, por la información aportada.

A Pedro José López Pacheco por las fotografías.









8.11.13

FALLO DEL CONCURSO DE ESCULTURA PÚBLICA




La Fundación Gabarrón junto con la Fundación Murcia Futura (FMF) y K/R Arquitectos de Nueva York convocó, en noviembre de 2012, un concurso de escultura internacional en la ciudad española de Murcia, para el futuro Parque de Levante, el primer gran parque de escultura que abrirá en España en el siglo XXI. 

Ahora ha sido dado a conocer el fallo del jurado que, de las 253 obras presentadas procedentes de 42 países diferentes, seleccionó 49 finalistas.





Primer premio: AKMAR HIJHOF, de Holanda.



AKMAR NIJHOF. Artista multidisciplinar nacida en Zandvoort, Amsterdam (Holanda), en 1976.
Formada como arquitecto de interiores y realizadora de películas en 3D, comienza su carrera trabajando para la Sony Pictures como directora artística en diversos proyectos, labor que compagina con trabajos independientes, la mayoría animaciones en 3D, que han sido proyectados en Holanda, Canada, Corea del Sur y América y por los que ha recibido varios premios.
En 2011 comienza a elaborar instalaciones en las que busca explorar el espacio escultórico y las imágenes congeladas.
A partir de 2012 se centra en la creación de esos espacios-escultura y presenta al Concurso Internacional de Escultura de Murcia la obra titulada KARAWAN de la que Akmar nos cuenta que el punto de partida es la historia de España y del área de Murcia en particular, la cual ha sido un área de frontera. El nombre del trabajo (Caravana) se refiere, tanto al período de la Reconquista, como al del comienzo del auge del turismo en los años sesenta.
La escultura será construida en hormigón coloreado en arena, haciendo así referencia a la piedra local, y relleno con material fosforecente que lo hará brillar en la oscuridad.


Segundo premio: THOMAS HUYGHE, de Bélgica.



THOMAS HUYGHE nace en 1971 en Brujas (Bélgica). Desde 1996 ha participado en numerosas exposiciones, individuales y colectivas, tanto en su país natal como en Holanda.
Algunas de sus esculturas e instalaciones pueden verse en Bruselas, en el National Bank, en el Centro sociocultural Zebrastraat de Gante, en Deerlijk, en Oost-Vlaanderen y en Atridplein Oostduinkerke, todas en Bélgica.
Actualmente reside en Gante (Bélgica).

Más información: <http://www.thomashuyghe.com/index.htm>


Tercer premio: CAROL BROWN GOLDBERG, de Estados Unidos.



CAROL BROWN GOLDBERG. Artista nacida en Baltimore, Maryland (Estados Unidos).  
Cursó estudios en la Corcoran School of Art, con Gene Davis, donde obtuvo el premio Eugene M. Weisz al graduarse. 
Ha enseñado en la American University y en la Universidad de Maryland. Cursó residencia en la Institución Chautauqua, Nueva York, y ha recibido el Premio de Arte Estatal de Maryland.
Ha participado en un centenar de exposiciones, tanto en Estados Unidos como en otros países.
Su obra está incluida en numerosos museos y colecciones privadas, incluyendo Nueva Orleans Museum of Art y el National Museum of Women in the Arts, y podemos encontrar algunas de sus  esculturas al aire libre en la Kreeger Museum y el Katzen Arts Center en la American University.

Más información: <http://www.carolbrowngoldberg.com>


Además, ha concedido dos accésit:


Eduardo Romaguera, de España 



EDUARDO ROMAGUERA pertenece  a la generación "Artfleuve",  autores del "Postilusionismo Imaginoplasta" y del "Pancretismo Sincrónico". Nace en Valencia (España) en 1976. 
Se graduó en Artes Visuales en el año 2002, en la Facultad de San Carlos de Valencia. 
Ha disfrutado de varias becas de prestigio entre las que se destacan las bolsas para creación artística del gobierno de México. 
Sus propuestas reflexivas se han visto en Argentina, Bolivia, Francia, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, E.E.U.U y España. 
Colabora con varios grupos de investigación de universidades europeas. Apoya la creación de espacios de arte contemporáneo independientes. Es miembro fundador del Espacio La mutante. Actualmente coordina el proyecto Container Inside para la Ciudad de la Cultura de Galicia. 
Vive en Marsella, Francia.

Más información: <http://www.eduroma.es/index.html>



y  Hugo Orlandini, de Cuba



HUGO ORLANDINI nació en Santiago de Cuba en 1974.

Dos exposiciones individuales, en Barcelona y Buenos Aires, su participación en colectivas organizadas en Estambul, Londres, Barcelona, Castellón y Buenos Aires, así como el premio de la Fundación Antorchas y el de la Secretaría de Cultura de la Nación, ambos de Argentina, el premio La Escocesa, de Barcelona y el 172ZWEI de Zurich, avalan la brillante trayectoria de este artista.

Más información: <http://www.hugoorlandini.com>


También ha querido destacar con una mención honorífica el proyecto presentado por el español Javier Luis Ribera Guerrero.





Finalistas:

ALEMANIA: Till Hansmann
ESTADOS UNIDOS: Randi Renate Mabry
FRANCIA: Flore Waudelich (Deva Sand), Pascale Fournier
GRECIA: Vangelis Rinas
HOLANDA: Wijnand Zijlmans
ISRAEL: Ruslan Sergeev
ITALIA: Claudio Capotondi
LETONIA: Olga Silova, Juris Švalbe
MÉXICO: Uros Uscebrka
POLONIA: Miroslaw Struzik, Piotr Twardowski
RUSIA: Sergey Karev
SUIZA: Maria Dundakova
TURQUÍA: Nilhan Sesalan Yüzsever
ESPAÑA-JAPÓN: Tadanori Yamaguchi

ESPAÑA: Aida Carvajal García, Antonio Díaz García, Antonio Ruiz Cerdán, Arturo Berned, Daniel Palacios Jiménez, David Casademunt, Dionisio Gázquez Méndez, Jacinto Moros Burgos, Jaffa Gross, Javier Martínez Pérez, Javier Muro, Jordi Comas Mora (Comas Pont Arquitectos), Juan Ángel Sáiz Manrique, Karl-Ulrich Schwander, Leopoldo Emperador, Lidia Tamboleo, Manuel Casellas, Manuel Martí Moreno, María Dolores Fernández Arcas, Óscar Aguilella, Ramón Roteta, Rosa Villalón, Santiago Picatoste, Shira Wachsmann, Teatro Ambulante, Xosé Azar (José Garcia Casal).



Toda la información en:










18.10.13

DE ICUES Y ALADROQUES

Hace aproximadamente un año se publicaba en este blog la entrada El terror de los guindillas. En ella se hablaba de una escultura situada en el puerto de Santander y que hace referencia a los raqueros.

Ese tipo de niño, pilluelo, desarrapado, oportunista, es común en muchas ciudades portuarias y, en la mayoría de los casos, pasa a formar parte del paisanaje de la ciudad, como también lo forman los hombres de negocios, los comerciantes, las nodrizas o los camareros.


En el siglo XIX y parte del XX esos muchachos poblaban los puertos; a veces,  a la búsqueda de una moneda o algún pequeño tesoro que les permitiera salvar el día y comer caliente, otras, a dejar transcurrir el tiempo mirando el mar y soñando con embarcarse algún día.

En Cartagena predominaban los de este último tipo y su denominación es peculiar por ser un término localista; icue era como se nombraba a esos niños que andaban por el puerto; que hacían novillos y se iban a la Cortina donde escondían sus ropas y se quedaban en calzoncillos para zambullirse en el agua, saltar entre las rocas del muelle y jugar a ser marineros. 

A diferencia de los raqueros, los icues tenían hogar y familia y también buen corazón. A veces ayudaban a alguna señora a transportar sus bolsas de la compra y la moneda que ésta les daba como premio se la traspasaban a algún mendigo necesitado. 


José López Cela con El Icue
En 1968 José López Cela tenía 12 años. Era un icue que, a pesar de haber conseguido una beca para estudiar en el colegio del barrio de Santa Lucía, pasaba el día en el puerto enredado con el mar. Su padre decidió entonces que entrara a trabajar en una cantera, dado el poco éxito de su esfuerzo académico, y allí, entre bloques de piedra conoció, un año después, a Manuel Ardil Pagán, un joven escultor formado en el taller de su padre, Manuel Ardil Robles, y con una carrera artística notable.

El escultor se fijó en ese muchacho y le propuso que posara para él con el fin de hacer un homenaje a los icues. 
Subido en sacos de escayola, López Cela posó y aguantó una amplia sesión de fotos y bocetos sosteniendo un plátano en la mano que hacía las veces de un pez.
No recibió por el posado retribución monetaria alguna, sino que el escultor, a cambio, le enseñó a tallar y modelar; enseñanzas que le sirvieron a José para que a día de hoy trabaje con soltura la piedra, el ladrillo, el pirograbado y la marquetería.




Aquellos bocetos de Ardil Pagán se tradujeron, en 1969, en una escultura deliciosa que muestra al icue, subido en los bloques de piedra del muelle y sosteniendo entre sus manos un aladroque, otro término cartagenero que denomina al boquerón, de cuya boca surte un chorro de agua.














Fundido en bronce, fue colocado en la castiza Puerta de Murcia (también conocida como Plaza del Icue), donde confluyen las calles Sagasta, del Carmen y Santa Florentina, delante de la casa Pedreño, un edificio ecléctico de finales del XIX obra del arquitecto Carlos Mancha.













En 2006 fue restaurado después de haber perdido tres dedos de la mano izquierda por un acto vandálico.









Hace dos años surgió la dudosa feliz idea de disfrazar al icue según el acontecimiento que tocara, imitando así lo que en Bruselas se hace con el Manneken Pis. Esta iniciativa, fruto de algún ingenio poco proclive a valorar el patrimonio como obra de arte, no fue muy bien acogida entre los cartageneros, la mayoría de los cuales sí que reclamaron actividades infantiles en torno a la escultura, rutas para dar a conocer este y otros personajes cartageneros o una placa que explique el porqué de la obra y quién fue su autor.

Los ciudadanos tienen iniciativas culturales y es una pena que no se vean secundados por el "genio" político, ávido muchas veces de dar a conocer su ciudad aunque para ello haya que ponerle a Papá Nöel un aladroque en la mano.





FUENTES:
"El Icue", en Wikipedia, la enciclopedia libre [En línea] <http://es.wikipedia.org/wiki/El_Icue>

"Sí, yo era el clásico Icue, un golfillo espabilado pero muy honrado", en laverdad.es, de 22 de julio de 2011 [En línea] <http://www.laverdad.es/murcia/v/20110712/cartagena/clasico-icue-golfillo-espabilado-20110712.html>

"¿Traje o placa para el Icue?", en laverdad.es de 26 de enero de 2011 [En línea] <http://www.laverdad.es/murcia/v/20110126/cartagena/traje-placa-para-icue-20110126.html>


"Manuel Ardil", en Arte Directo. Galería de Arte Virtual [En línea] 

<http://www.arte-directo.com/MANUEL%20ARDIL%20curriculum.htm>

"41 días en ser solucionado. El Icue recupera los dedos de la mano izquierda", en laverdad.es de 16 de noviembre de 2006 [En línea] <http://www.laverdad.es/murcia/prensa/20061116/cartagena/dias-solucionado-icue-recupera_20061116.html>



FUENTES DE LAS IMÁGENES:
Antonio Gil / AGM (2011): "Detalle de la escultura del Icue con el característico aladroque o boquerón en la mano", en laverdad.es de 26 de enero de 2011 [En línea] <http://www.laverdad.es/murcia/v/20110126/cartagena/traje-placa-para-icue-20110126.html>

Pablo Sánchez / AGM (2011): "José López Cela, en la fuente del Icue", en laverdad.es, de 22 de julio de 2011 [En línea] <http://www.laverdad.es/murcia/v/20110712/cartagena/clasico-icue-golfillo-espabilado-20110712.html>

Marina (2012): "Icue", en Wikimedia Commons [En línea] <http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Icue.jpg>

Juan Antonio Gutiérrez (2012), en Ciudad Portuaria (Blog) [En línea] <http://ciudadportuaria.blogspot.com.es/2012/01/el-icue.html>


"Cartagena", en Panoramio [En línea] <http://www.panoramio.com/photo/22805069>